martes, 18 de enero de 2011

Pan duro para aprovechar




En la buena cocina, todo se aprovecha, no se tira nada. Aquí tenéis varias fórmulas para aprovechar el pan ya seco, pero no envejecido:

Preparación:

1. Para hacer un pudding con rebanadas de pan, quita la corteza y unta las rebanadas con abundante mantequilla. Corta el pan en triángulos para recubrir una fuente cuadrada o en redondeles si se trata de una fuente redonda.

2. Emplea recortes de pan dulce como decoración de un pudding. Corta el pan de formas diversas, báñalo en huevo batido, endulzalo con miel y fríelo en mantequilla o aceite.
3. Para confeccionar cuadraditos de pan, retira la corteza. Córtalos en tiras gruesas y luego en dados.

4. Si quieres pan frito con sabor a frutas, derrite mantequilla en una sartén con una pizca de canela en polvo.

5. Agrega algo de miel a la sartén junto con la mantequilla derretida. Vierte encima 2 cucharadas de zumo de fruta concentrado. Remueve con la cuchara.
6. Incorpora los dados de pan ya recortados y fríelos durante 4 minutos removiendo hasta que se doren.

7. Para confeccionar migas de pan especiales que decoren un puré de frutas, debes cortar el pan en trocitos menudos semejantes a migas. Mézclalas con canela en polvo.

8. Fríelas en una sartén con mantequilla, removiendo constantemente para que no se peguen hasta que resulten crujientes y doradas. Espolvoréalas sobre el puré de fruta.

Nota: El pan de molde entero, sin cortar, resulta perfecto para desmigar y hacer puddings. Si te sobran recortes puedes utilizarlo en cuadritos o migas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar recetas Fáciles y Rápidas.